12 de febrero de 2012

Quédate, quiéreme


Pequeña, estoy aquí.
No temas, espantaré todos tus miedos. No llores, secaré tus lágrimas para dárselas al mar. No grites, el silencio será nuestro mejor amigo. No tiembles, te rodearé con mis brazos para que sientas calor. No te hundas, yo estaré para cogerte de la mano y llevarte hasta la superficie. No odies, tu corazón es demasiado dulce.
Sonríe, ilumina mi día. Quiéreme, mi corazón lo necesita. Háblame, abrázame hasta que me duelan las costillas. Hazme rabiar hasta que me haga el enfadado. Cómeme, te dejo probar cada parte de mi cuerpo.Quédate, no me llevo bien con la soledad. Bésame hasta que se nos rajen los labios.
Ámame hasta secarme el corazón.  

6 comentarios:

  1. Me alegra ser la primera en comentar!
    Esta entradita ha sido preciosa, sublime, sin palabras.
    Besitos con sabor a cielo <3

    ResponderEliminar
  2. Es genial tener esa sensación de que alguien está ahí para cuidarte, para quererte. Y que sólo te pide a cambio que le quieras con la misma fuerza.

    Un besito, Laura (:
    Roxy V.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta tu blog, te sigo! Si quieres puedes pasarte por el mio,seguirme, comentarme y demas, es este: elrevoloteodeunamariposa.blogspot.comEspero ansiosa noticias tuyas!^^

    ResponderEliminar
  4. Y yo te seguiré leyendo hasta que tu corazoncito ya no sea capaz de transformar las historias en letras llenas de magia (cosa que no ocurrirá nunca):)
    Un beso enorme bonita!

    ResponderEliminar
  5. ¡Increible! me encanta como te expresas de verdad,¡sigue asi! te sigo :) me gustaria que dedicaras un poco de tu tiempo a pasar por mi blog ¿Lo harias? Besitos preciosa

    ResponderEliminar

Suelta tu lengua por aquí =)Pero no con spam, si quieres que pase por tu blog, mándame la dirección a mi e-mail y me pasaré encantada por él. :)